Snack saludables

Tal como nos ha pasado a nosotros, seguramente más de alguna vez habrás sentido algún antojo para comer algo a media mañana o a deshoras, y por comodidad o falta de tiempo has terminado comiendo a un snack industrial o golosinas de la máquina expendedora más cercana.

Como todo en la vida lo ideal es mantener un equilibrio, comer estos alimentos ultra procesados de forma ocasional no supone ningún problema, pero cuando pasan a ser parte habitual de nuestra alimentación pueden perjudicarnos propiciando aumento de peso y enfermedades como diabetes o problemas cardiovasculares.

Si estás buscando ideas de snacks saludables para llevar como aperitivo al trabajo o para los niños como merienda en el recreo, te hemos preparado una lista de nuestros snacks saludables favoritos siguiendo los siguientes criterios:

  • Saludables y basados en comida real: El criterio principal y más importante.
  • Tiempo de preparación bajo: Es importante que no te lleve más tiempo del necesario la preparación. Consideramos un tiempo de preparación de 10-15 minutos en promedio.
  • Puedan mantenerse varios días en la nevera: Idealmente deben poder tolerar varios días en la nevera para que puedas preparar varias tandas para la semana de una sola vez.
  • Puedan mantense varias horas a temperatura ambiente: El snack debería poder comerse a cualquier hora del día sin requerir refrigeración.

Fruta y frutos secos

Fruta fresca

Nada tan práctico como coger una pieza de tu fruta favorita y llevarla como merienda para el día. En caso de que te cueste comer la fruta entera puedes trozarla o untarla con un pequeño baño de mantequilla de maní o almendras.

fruta

Frutos secos

Si no tienes problemas de alergia, una excelente alternativa y de rápida preparación es meter en tu porta snacks un puñado de frutos secos solos o mezclados con yogurt.

frutos secos

Vegetales portátiles

Palitos de zanahoria o calabacín

Ya sean crudos u horneados los palitos de zanahoria o calabacín son una forma cómoda y fácil de aumentar tu ingesta de verduras. Puedes comerlos solos o con un toque de tus especias favoritas para darles un poco de sabor.

bastones zanahoria

Tostadas de camote o calabacín

Reemplaza tu rebanada de pan por camote o calabacín para aumentar tu ingesta de vegetales. Puedes rellenarlo con los ingredientes que más te apetezcan.

sandwich camote

Brochetas de vegetales

Las brochetas o pinchos pueden darte una tremenda versatilidad de preparaciones por lo que puedes incluirlos prácticamente a diario. Puedes añadir cubitos de pollo, jamón, queso, tomate, o prácticamente lo que se te ocurra.

brochetas vegetales

Huevo cocido

El huevo es una excelente fuente de proteína y grasa saludable, con una alta capacidad saciante, por lo que debería estar presente en cualquier lista de alimentos saludables.

huevo duro

Restos de la cena anterior

Si quedan restos de la cena anterior deberías aprovecharlos. ¿Sobró un pedazo de pollo o maíz de la cena? Guárdalo en un tapper y a comerlo al día siguiente.

cena anterior

Snacks comerciales saludables

Aunque en Cocina Expertos somos firmes defensores de la comida casera, creemos que en ciertas ocasiones es entendible que no apetezca meterse a la cocina y optar por opciones envasadas de fábrica. Entre los snacks comerciales que te recomendamos están los siguientes:

  • Chocolate negro: Idealmente con al menos un 70% de cacao. Es una excelente fuente de antioxidantes y presenta un perfil nutricional interesante. Te recomendamos ir subiendo poco a poco el % de cacao a medida que te vayas acostumbrando al sabor.
  • Fruta deshidratada: Aunque no es lo mismo que la fruta fresca, si no tienes más opción, una bolsa de láminas de fruta deshidratada puede ser una alternativa cuando el cuerpo te pida algo dulce fuera de casa.
  • Tortitas de arroz: Tienen buen sabor y suelen ser mucho más sanas que la gran mayoría de productos que encontrarás en la máquina expendedora al ser libres de azúcares o gluten.

Conclusiones

Aunque cambiar la bollería por alimentos saludables no suele ser una tarea fácil, te recomendamos ir incorporando este tipo de meriendas gradualmente para ir facilitando el proceso. Es buena idea también planificar la semana de manera de asegurar una mayor variedad de preparaciones y un mejor aprovechamiento de los alimentos que dispongas en el hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba